EDITOR INVITADO

Dr. Enrique Cantón

 

PRESENTACIÓN

Psicología del Deporte

 

La Psicología del Deporte constituye un campo de aplicación de la Psicología, al igual que la psicología jurídica, la educativa, la organizacional o la clínica, entre otras. Por lo tanto, su objeto científico es el propio de esta ciencia; de esta forma, el estudio de la actividad psíquica y la conducta humana en interacción con su ambiente físico, social e histórico, que en este caso se daría en el marco de la actividad humana específica que incluimos como deporte, ejercicio y actividad motriz. Asimismo, en el desempeño de sus funciones, los especialistas de este campo aplicado han de tener en cuenta a todas aquellas personas y entidades, que participan e interactúan en el contexto deportivo, como son los deportistas y los practicantes de ejercicio, los técnicos, lo directivos, los espectadores, los familiares, los medios de comunicación, las asociaciones, las organizaciones e instituciones deportivas y cuantos otros elementos presentes en este ámbito social.

Actualmente, la Psicología del Deporte consiste en un campo de aplicación de esta ciencia totalmente consolidado. Esta afirmación puede parecer atrevida, según el país del lector, porque su desarrollo es ciertamente desigual dependiendo de en cuál parte del mundo nos fijemos, pero si hacemos un somero análisis global podemos comprobar que existen elementos suficientes para sustentarla. El interés por los aspectos psicomotrices del comportamiento humano viene de lejos, podríamos decir que, incluso, estuvieron en los origines de la propia Psicología, con los estudios de Wundt o de la Psicofísica alemana de principios del siglo XX; por ejemplo, si bien se considera que el hito histórico que permitió visualizar la formalización de esta área aplicada fue la celebración en Roma (Italia) del I Congreso Mundial de Psicología del Deporte en 1965. Desde entonces y hasta nuestros días se ha producido un desarrollo contante, lo que ha permitido que en la actualidad contemos con claros indicadores sociales y organizativos que definen y perfilan lo que se considera un área de conocimiento y/o de aplicación diferenciado establecido: existencia de organizaciones estables de la especialidad, encuentros profesionales y científicos periódicos, docencia universitaria y de posgrado con estos contenidos, grupos consolidados de investigación, profesionales que intervienen en diferentes actividades físico-deportivas de forma habitual y con reconocimiento legal o revistas científico-profesionales de nivel centradas en este campo o que publican trabajos del área, como es, precisamente, el caso de este dossier que presenta la revista.

El dossier de Psicología del Deporte, aquí, presentado permite acceder a una pequeña muestra de trabajos elaborados por autores de diferentes países, que nos acerca a la riqueza y amplitud de este campo, que se colindan con otras áreas de aplicación como la psicología educativa o la clínica, pero sin confundirse ni solaparse con ellas. También, cabe destacar la relevancia que tiene para este campo su vínculo central con la salud y el bienestar, como recogen los artículos que conforman el dossier, donde se combian este interés por el apoyo a la mejora y el rendimiento deportivo. Se trata, pues, de un campo de aplicación de la Psicología que, a su vez, se diversifica en sus contenidos para crear un área de intervención profesional relevante y en creciente aumento. De entrada, se incluye tanto el deporte como el ejercicio físico y se entra en la actualidad a reclamar la incorporación también del área de la performance o la ejecución motriz, lo que daría cabida a actividades donde estos componentes son relevantes, como pueda ser la ejecución musical, la acción militar o incluso el toreo. Asimismo, y siguiendo lo señalado en el Perfil Profesional de la Psicología del Deporte recogido por el Colegio Oficial de la Psicología de España (COP), también podemos señalar como desde cada una de estas perspectivas se ha ido diversificando la investigación y el trabajo aplicado. Se centra no solo en el rendimiento deportivo a todos los niveles sino también sino a atender igualmente a la iniciación deportiva temprana, al deporte de ocio y tiempo libre, a la práctica físico-deportiva en poblaciones especiales (como  ancianos, personas con alguna discapacidad, diabéticos, menores en riesgos de exclusión social, adictos en rehabilitación, etc., etc.) o a las organizaciones deportivas, públicas o privadas. Se trata, pues, sin duda, de un importante campo de intervención profesional y de investigación, que lejos de estar saturado tiene todavía por delante un largo recorrido de posibilidades, de desarrollo y de crecimiento, para lo cual tenemos que estar, asimismo, cada vez más preparados, formarnos adecuadamente y actualizarnos nuestros conocimientos básicos y técnicos, tarea para la cual la lectura de revistas científicas y profesionales especializadas es algo imprescindible.

En concreto, en este dossier encontramos un primer trabajo del equipo de investigación italiano de Psicología del Deporte dirigido por el Dr. Marco Guicciardi en que comprueban empíricamente el beneficioso efecto del trabajo psicológico para potenciar la autoeficacia y reducir la percepción de estrés como factores clave que facilitan la práctica de ejercicio en una población, la diabética, en la que junto con el control insulínico y de la alimentación, hace del ejercicio físico-deportivo una parte muy relevante para  el control y mejora de la enfermedad. En un segundo trabajo, desarrollado desde la Universidad de Valencia (España) y dirigido por nosotros, se centra en investigar las relaciones entre el deporte de competición y el bienestar psicológico, dentro de una línea de trabajo que busca analizar y detectar cuáles son los factores psicológicos fundamentales para que ambos aspectos, rendir y sentirse bien, puedan ser compatibles en apoyo de la idea de buscar una adecuada motivación a largo plazo. En este caso, a partir de las estrategias de afrontamiento en relación con la emoción de ansiedad y la cuestión abordada, las que han permitido concluir que no solo cuenta la tensión derivada de un reto competitivo como factor predictivo de la calidad del rendimiento y su vivencia, sino que es muy relevante cómo esta se afronta.

Un tercer trabajo, encabezado por dos relevantes especialistas internacionales del área, el psicólogo cubano Dr. Francisco E. García-Ucha y el venezolano Dr. Leopoldo Ferrer, aborda con un enfoque pragmático y aplicado, las posibilidades de uso de la música como recurso en la preparación psicológica de los deportistas, en especial a través de sus efectos sobre los procesos emociones y atencionales. Se analizan no solo sus posibilidades sino sus límites y retos, concluyendo con consejos prácticos o recomendaciones para su uso. Es, también, un trabajo focalizado en los aspectos prácticos y aplicados  de la Psicología del Deporte lo que se recoge en un cuarto artículo, escrito por las especialistas colombianas de renombre de la Universidad de El Bosque, las Dras. Mª Clara Rodríguez y Ángela P. Valero. Se muestra mediante una metodología cuasi-experimental con grupo de control la eficacia del empleo de la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), con tradición de uso en otros campos de aplicación de la Psicología, como la clínica, pero en este caso empleada para la mejora del rendimiento en pruebas atléticas de largo recorrido por su efecto regulador positivo en aspectos tales como el manejo del dolor o de la vivencia emocional desagradable.

Un último trabajo, de los que componen este dossier, es el dirigido por los Drs. Rosendo Berengüi y Jorge L. Puga, de la Universidad Católica de Murcia (España). En ese caso, se presenta un estudio empírico con deportistas de tecnificación deportiva; es decir, aquellos que comienzan a destacar en el alto rendimiento. Se identifican variables relacionadas con el mayor riesgo de lesión en la práctica deportiva, en concreto la autoconfianza y la ansiedad rasgo competitiva fueron predictores significativos del número de lesiones.  Con todo, señalan la complejidad del fenómeno y la necesidad de llevar a cabo más estudios, sin perder nunca de vista que en su traslado al trabajo profesional, el análisis individual y concreto es la clave para una buena labor preventiva, que permita reducir el número y la gravedad de las lesiones en niveles máximos de exigencia.

Los contendidos específicos del dossier de Psicología del Deporte vienen acompañados en este número de la revista de trabajos de otras áreas, como un artículo sobre la relevancia de las estrategias gestálticas basadas en experiencias con contenido emocional, que actúan en el desarrollo de competencias en los procesos de aprendizaje u otro trabajo sobre los factores de riesgo en las recaídas en el consumo de drogas de adolescentes, donde se constata la especial relevancia también de los factores emocionales.

 

Editor invitado

Enrique Cantón

Universidad de Valencia, España

Colegio Oficial de la Psicología de España

Correo electrónico: [email protected]

 

Editor de este número especial

Enrique Cantón es Doctor en Psicología, Profesor de la Universidad de Valencia (España) y responsable de la línea de investigación “Motivación, Actividad Física y Salud”. Labora como docente en centros y universidades de diferentes países. Funge como director del Máster de Psicología del Deporte del Colegio Oficial de Psicología. Coordina la División Profesional de Psicología de la Actividad Física y el Deporte (PACFD) del Consejo General de la Psicología de España, representante para Iberoamérica (FIAP) y Europa (EFPA). Se distingue como miembro fundador de la Federación Española de Psicología del Deporte. Cuenta con más de 150 publicaciones, comunicaciones y conferencias en congresos nacionales e internacionales.