Presentación Vol. 35, Núm. 1, Año 2016

Por: M.Sc. Alfonso Villalobos-Pérez, Director

 

Estimados lectores:

En este nuevo número de la Revista Costarricense de Psicología (RCPs) se han incluido cuatro artículos que versan sobre intereses académicos y metodológicos diversos.

En primer lugar, tenemos el trabajo de Maricela Osorio Guzmán y Silvina Graña, de México y Argentina (respectivamente). Las autoras nos reportan los hallazgos de su investigación sobre la estructura familiar de una muestra de pacientes con hemofilia en una propuesta que compara sujetos de ambos países. Nos explican el peso de la estructura familiar en la calidad de vida de las personas que viven con este diagnóstico médico.

Armel Brizuela Rodríguez, Karol Jiménez Alfaro, Nelson Pérez Rojas y Guaner Rojas Rojas exponen los resultados del análisis de los autorreportes verbales en voz alta para la identificación de procesos de razonamiento en pruebas estandarizadas, una importante pieza de investigación sobre procesos de análisis de pensamiento en instrumentos psicométricos estandarizados.

Anthony Copez-Lonzoy, David Villarreal-Zegarra y Ángel Paz-Jesús revisaron, desde un enfoque psicométrico, la estructura de la Escala de Comunicación Familiar (FCS) en una muestra de estudiantes universitarios de Lima, Perú. Sus resultados permiten considerar a la FCS como instrumento de evaluación de la comunicación familiar en ese tipo de población.

El trabajo de Johanna Sibaja-Molina, Jorge Esteban Prado-Calderón y Adriana Vindas-González evidencia la demanda laboral de profesionales en Psicología en Costa Rica, durante el periodo 2012-2014. Esta investigación presenta una interesante e inquietante caracterización de las fuentes laborales y las tendencias de ese tipo en el mercado costarricense.

Se agradece el interés y la constancia de todos estos autores que han visto a la RCPs como una vitrina académica, desde la cual pueden exponerse al mundo los trabajos que con mucho esmero y dedicación han construido a lo largo del tiempo. Todas y cada una de sus propuestas son valiosas y brindan una visión de una parte de la realidad en la que nos insertamos, no solo los profesionales de la psicología, sino también cualquier persona que convive en estas sociedades. Indistintamente de la nacionalidad, nuestra cotidianeidad, latinoamericana o mundial, resulta compleja y requiere ser vista y analizada para poder entender, un poco más, nuestro día tras día.

Antes de concluir, solo quiero emitir un comentario adicional, la RCPs es no solo la voz de psicólogos costarricenses que pasan por todo un proceso editorial, conscientes de su importancia, sino también muchos otros ingresan, mas no siempre concluyen ese camino; sin embargo, publicar es un viaje de constancia y perseverancia, que ni se relaciona con un enfoque académico de Psicología, ni con preferencias de estilo, sino con disciplina y orden. De esta forma, esos psicólogos costarricenses se unen a otro coro de psicólogos extranjeros que, en su conjunto, nos hablan desde una melodía, que por mucho no siempre es cadente, pero, guste o no, esa es la realidad que hemos ido desarrollando y es deber de cada psicólogo deconstruirla y darle un sentido al proporcionar, como dicen muchos colegas, una crítica, yendo más allá, hacia una posición definida (y solo cada psicólogo sabe cuál puede ser esa definición), donde, al final de cuentas, prime un deseo y acto de lucha por las personas y la mejora en sus condiciones de vida.

Creo que cada edición de la RCPs pretende, aunque sea de modo humilde, contribuir en ese aporte.

¡Les deseo a todos muchos éxitos y espero que estas páginas proporcionen aportes al campo en el cual nos desempeñamos!

 

Descargar “Presentación 35(1), 2016” RCP-35-1_Presentacion.pdf – Descargado 49 veces – 255 KB